Gusto agridulce: Colo Colo venció a Corinthians, pero mereció llevarse una mayor ventaja

El elenco albo fue ampliamente superior, incluso teniendo ventaja numérica por más de media hora, pero el arquero Cassio frustró sus ocasiones. De todas formas, se lleva un resultado que le sirve mucho para la revancha.

El regreso de Colo Colo a los octavos de final de la Copa Libertadores, después de 11 años, fue bueno, pero dejó una sensación agridulce. Es que el Cacique derrotó este miércoles por 1-0 a Corinthians en el estadio Monumental, para dar el primer golpe de cara a la revancha en Brasil, en un duelo en que mereció mucho más.

El elenco de Macul comenzó mejor. A los 33′ Esteban Paredes avisó con un potente remate al primer palo donde el esférico se fue por poco, mientras que a los 34′ Matías Zaldivia se encontró con el balón en área chica, pero el meta Cássio Ramos salvó magistralmente.

No obstante, el conjunto nacional tuvo su premio y logró abrir la cuenta a los 37′. Jorge Valdivia lanzó un balonazo profundo para la arrancada de Óscar Opazo, quien sacó un centro que fue conectado de primera por Lucas Barrios, pero el golero intervino y el rebote lo capturó Carlos Carmona para desatar la algarabía alba. 

En la segunda fracción, las cosas se le complicaron más al Timao, después de que a los 53′ Gabriel se fuera expulsado al recibir una segunda tarjeta amarilla por una falta contra Carmona. 

A los 69′, los locales pidieron penal por una supuesta mano de Danilo tras un centro desde la derecha de Gonzalo Fierro, pero el juez colombiano Wilmar Roldán no sancionó nada, mientras que a los 83′ Corinthians tuvo su chance más clara con un tiro desviado de Leo Santos (la única aproximación clara en todo el segundo tiempo).

Sobre el final, Colo Colo pudo liquidarlo con tres ocasiones inmejorables, por medio de un remate de Damián Pérez (estando solo frente al arco), un zapatazo de Jaime Valdés despejado por el portero, y luego a través de una doble ocasión de Lucas Barrios. Por lo mismo, el duelo finalizó dejando la sensación de que el conjunto albo mereció más en el resultado, y que no logró concretar fundamentalmente por la extraordinaria actuación de Cássio.

La escuadra de Héctor Tapia buscará cerrar la llave el 29 de agosto en Sao Paulo, donde le sirve ganar, empatar o caer por un gol de diferencia (pero anotando un tanto de visita). Faltan tres semanas para ello, pero hoy el mensaje fue claro: Colo Colo cumplió, pero tuvo chances imperdibles de acercarse ampliamente a una soñada clasificación a cuartos. Ahora sólo le queda esperar.