Nuevo presidente de Fetech y continuidad de Massú: “Esa es mi intención y la de este directorio”

El nuevo presidente de la FETECH aseguró que su intención es que el "Vampiro" siga a cargo del equipo chileno de Copa Davis.

Luego de asumir como el nuevo presidente de la Federación de Tenis Chileno, Sergio Elías se puso manos a la obra para sacar al organismo de una profunda crisis que viene arrastrando hace varios años.

Por lo mismo, el mandamás aseguró que su intensión es que Nicolás Massú siga como capitán del equipo chileno de Copa Davis. 

“Estoy esperando hablar con él (Massú) y escucharlo. Me imagino que él querrá seguir siendo el capitán. Por lo menos, esa es mi intención y la intención que tiene este directorio. Consideramos que ha hecho una excelente labor y respetamos todos sus pergaminos“, dijo en entrevista con La Tercera. 

Elías es también parte del directorio de la ITF, lo que para él no es un problema: “Mucha gente cree que es incompatible, pero el directorio de la ITF está formado por varios presidentes de federaciones, entre ellos Estados Unidos e Inglaterra. Casi el 50%”. 

“Si me preguntas hoy, mi prioridad es la Federación de Tenis de Chile. Durante dos años fue muy doloroso tener que estar sentado al frente de otros 14 miembros del directorio de la Federación Internacional, mientras mi federación no existía”, señaló sobre una posible reelección en la ITF.

El nuevo timonel del tenis nacional confirmó que seguirá la administración externa mientras siga la crisis económica: “Hasta que no se terminen las rendiciones con el IND, continúa. Tenemos una muy buena relación con Cristián Ramírez (interventor). Estamos trabajando en conjunto”. 

Por último, habló sobre la opción de crear una nueva Federación para no pagar las millonarias deudas: “El directorio que se formó es apoyado por las asociaciones y varios clubes, que no comparten la opinión de formar una nueva federación para no pagar las deudas. La deuda es bastante menor a 1.500 millones. Yo mismo pensé que era esa cifra. Pero, entonces, me di el trabajo de pedir toda la documentación, analizar deuda por deuda y llegué a la conclusión de que era negociable y pagable. Quizás no en un cien por ciento, eso es parte de la negociación. Por último, si tú no llegas a un acuerdo, por lo menos hiciste el intento y no les cerraste la puerta en la cara a los que te apoyaron”.