DT de Francia y posible baja de Cavani: “No le cambiará mucho la cara a Uruguay”

Didier Deschamps le restó importancia a la posible baja del jugador, pues "Uruguay es un equipo muy organizado en defensa, que encaja pocos goles y muy eficaz en las transiciones rápidas de la defensa al ataque".

Pendientes de la evolución del estado físico de Edinson Cavani, el seleccionador francés Didier Deschamps admitió este jueves que prepara el encuentro de cuartos de final como si el delantero fuera a jugar, aunque no descartó otras opciones.

Preguntado por el planteamiento del partido, dependiendo o no de la presencia del delantero estelar del París SG, que se retiró con una lesión en el gemelo en el partido de octavos contra Portugal después de anotar los dos goles (2-1), Deschamps declaró: “Preparo a mi equipo para el caso de que esté Cavani”.

“No lo sabremos hasta mañana, hasta antes de una hora antes del partido y si al final no está, (el seleccionador uruguayo Óscar) Tabárez tiene otras opciones“, añadió.

Deschamps destacó que “Cavani es Cavani, un jugador top mundial, al que conozco muy bien” por ser jugador del PSG.

Sin embargo, el técnico cree que si el delantero al final no se recupera de sus dolencias y es baja “no le cambiará mucho la cara a Uruguay, un equipo muy organizado en defensa, que encaja pocos goles y muy eficaz en las transiciones rápidas de la defensa al ataque”.

De no jugar Cavani, Deschamps espera que le sustituya Cristhian Stuani, “un jugador que ha hecho una gran temporada en el Girona y que va muy bien de cabeza”, o incluso que Tabárez dé entrada a Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez para fortalecer el centro del campo y juegue Luis Suárez solo en punta.

Que Deschamps cuente con Cavani “no significa que Stuani o Rodríguez no tengan calidad, sino que son diferentes”. “Preparo a mi equipo para diferentes situaciones”, añadió.

Deschamps destacó también la labor el joven centrocampista de la Juventus, Rodrigo Bentancur, “el jugador que con su velocidad acelera las transiciones de la defensa al ataque”.

El técnico galo alertó también del peligro de los uruguayos a pelota parada y de su capacidad de defender. “Lo llevan en los genes”, dijo.

“Tienen esa característica del fútbol sudamericano del gesto técnico, pero también esa agresividad, la capacidad de defender, de usar el cuerpo y los brazos” para detener a los rivales, explicó.