Croacia sufrió hasta el final para eliminar a Dinamarca en ronda de penales

En un partido deslucido al que no tenía acostumbrado a sus hinchas en cada encuentro, la selección croata pasó a cuartos de final con un estrecho margen dejando atrás al conjunto danés.

En un duelo que dejó mucho que desear tanto en los 90 minutos que duró como en el alargue, Croacia y Dinamarca no quisieron arriesgar más de la cuenta y empataron a 1 con los ‘ajedrecistas’ clasificados a cuartos de final de Rusia 2018.

Los ‘ajedrecistas’ clasificaron ya que tuvieron más suerte desde los doce pasos, pero mostraron un distante nivel al exhibido en la goleada sobre Argentina y sus otras disputas en el primer grupo.

Sin embargo, los primeros cinco minutos empezaron prometiendo un entretenido espectáculo. Primero, los daneses se pusieron en ventaja cuando en un enredo de piernas, Nicolai Jorgensen batió a un endeble Danijel Subasic y le dio el primero a su equipo con apenas un minuto de juego, marcando el gol más rápido en lo que va de Rusia 2018.

Sin embargo, la reacción del cuadro eslavo fue inmediata, y lograron la igualdad también después de una serie de rebotes que tras un mal despeje de Andreas Christensen, el letal Mario Mandzukic consiguió anotar prácticamente solo el empate de en cinco minutos de partido.

Las dos estrellas del juego, Luka Modric y Christian Eriksen, tuvieron claras chances de aumentar el marcador.

El primer el jugador del Real madrid, que en 38 minutos envió un centro al que Dejan Lovren no pudo acomodar por apenas centímetros, mientras que en el 41’ Eriksen disparó un venenoso centro que golpeó en el travesaño de los balcánicos.

En la segunda mitad el ritmo del duelo sufrió un notable bajón futbolístico, con ambos equipos arriesgando menos con el tal de quedarse con el resultado.

Así el encuentro llegó hasta el alargue, con pocas propuestas futbolísticas en un partido tan pobre que nisiquiera tuvo amonestaciones.

Hasta que en el minuto 113 llegó un contragolpe letal dejó a Luka Modric solo frente al arco y listo para definir, ante lo que Mathias Jorgensen debió extremar recursos y le cometió infracción en el área al talentoso jugador del Real Madrid, provocando un penal.

Pero Schmeichel estuvo notable para atajar el disparo del mismo Modric desde los doce pasos y llevó el partido hasta la definición final.

Allí, los porteros fueron figuras, con Subasic atajando a Eriksen, Schone y a Jorgensen mientras que Schmeichel atrapó a Badelk y a Pivaric. Kjaer y Krohn-Dehli convirtieron sus disparos, pero no alcanzó ya que un revindicado Modric, Kramaric y finalmente Rakitic se encargaron de darle la clasificación al cuadro ‘ajedrecista’, que ahora se prepara para enfrentar a Rusia en cuartos de final.