Sigue firme: De la mano de Cavani, Uruguay venció a Portugal y clasificó a cuartos

El conjunto charrúa superó con autoridad a los lusitanos comandados por Cristiano Ronaldo, y siguen firmes en la Copa del Mundo. Enfrentarán a Francia en la siguiente fase.

En un duelo muy friccionado, Uruguay se impuso 2-1 sobre la Portugal de Cristiano Ronaldo, y avanzó a cuartos de final del Mundial de Rusia. Con esto, es el primer sudamericano en pasar a la siguiente fase, ya que en la primera jornada Argentina cayó 4-3 frente a Francia y se despidió tempranamente del certamen.

La Celeste se puso arriba rápidamente pese a que Cristiano Ronaldo, que pasó inadvertido en el partido, tuvo un débil remate que contuvo Fernando Muslera. A los 7 minutos, Luis Suárez lanzó un peligroso centro al área chica y Edinson Cavani conectó para abrir el marcador con un potente cabezazo. 

Los ‘charrúas’ se replegaron bien en su área y tuvieron la solidez defensiva que han mostrado en toda la cita mundialista. Además, Suárez casi aumentó las cifras con un tiro libre que Rui Patricio sacó por poco.

En la segunda mitad, los ‘lusos’ intentaron el empate y abrir el cerrojo de la zaga rival. Y en la única desaplicación que tuvieron los dirigidos por Óscar Washington Tabárez, Diego Godín perdió la marca de Pepe y el compañero de Gary Medel en Besiktas metió un testazo que dejó sin opción a Muslera. 

Por fortuna para los orientales, Cavani sacó a relucir su instinto goleador. A los 62’, Rodrigo Bentancur controló un pelotazo desde el fondo, pasó el balón al delantero del PSG que no perdonó y remató con un efecto mortal para poner el tanto de la victoria. 

Lo que quedó fue con los del “Maestro” defendiéndose con todo y con la efectividad que los caracteriza, llevándose la victoria y el paso a la siguiente ronda.

Por los cuartos de final, Uruguay se medirá ante Francia en un partido que promete, el cual se jugará el viernes a las 10:00 hrs. Por su parte, Portugal se quedó con las manos vacías y Cristiano Ronaldo otra vez se despide tempranamente del sueño mundialista.