Liverpool goleó a la Roma, pero no le alcanzó para ir relajado al duelo de vuelta en Champions

La escuadra inglesa iba goleando con facilidad, pero los capitalinos descontaron y dejaron en suspenso su clasificación.

El Liverpool dio un paso muy importante hacia la final de la Liga de Campeones con una victoria 5-2 sobre la Roma, este martes en la ida de semifinales, con dobletes de Mohamed Salah y de Roberto Firmino.

El astro egipcio, elegido el domingo mejor jugador de la actual liga inglesa, encarriló el partido en la primera parte, con sus tantos en los minutos 36 y 45+1, ambos a pase del brasileño Roberto Firmino. No los celebró por respeto a su exequipo.

En la segunda mitad, Salah pasó a dar los pases de gol para los tantos del senegalés Sadio Mané (56) y de Firmino (61). Ese último anotó además de cabeza en un saque de esquina en el 69.

La Roma consiguió acortar diferencias en el 81 con un gol de Edin Dzeko y en el 84 marcó de penal el argentino Diego Perotti, para dar alguna esperanza a su equipo. Con esto, los capitalinos podrían clasificar ganando 3-0 de local, resultado que consiguió hace dos semanas ante nada menos que el Barcelona.

En la tabla de goleadores, Salah y Firmino suman 10 dianas y son segundos, a cinco ahora del portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo, que lleva 15.

La mala noticia para el Liverpool, y de paso para la selección inglesa pensando en el Mundial, fue la lesión de Alex Oxlade-Chamberlain, que fue sacado del campo en camilla en el minuto 18, tras dañarse la rodilla derecha.

El Liverpool, cinco veces campeón de Europa y que en cuartos había sorprendido al Mánchester City, queda ahora muy cerca de regresar a la final de la Champions once años después de la que perdió con el Milan de Kaká y Filippo Inzaghi en 2007.

Por su parte, la Roma, verdugo del Barcelona en cuartos, necesita una gran remontada como ante los catalanes si quiere disputar la segunda final de su historia en este torneo. En la primera, en 1984, se vio privado del trofeo precisamente por el Liverpool.