Mosa: “Le entregué a Ruiz-Tagle el teléfono de Guede para que lo seduzca, no sé si él quiera seguir”

El ahora expresidente de Blanco y Negro se refirió a su salida de la testera de la concesionaria que administra al Cacique, y dejó en manos de su sucesor la continuidad del técnico albo.

Se acabó la era de Aníbal Mosa como presidente de Blanco y Negro. El empresario puertomontino fue derrotado en las elecciones de la Junta de Accionistas por Gabriel Ruiz-Tagle, quien tendrá su segundo periodo como timonel de la concesionaria que administra a Colo Colo.

Y el ahora exmandamás del Cacique dijo irse conforme de la testera del conjunto de Macul, aunque no escondió que quería continuar al mando de los albos.

Estoy agradecido por el tiempo que estuve a la cabeza. Siempre quise hacer lo mejor posible. Con honradez me voy tranquilo, por hacer lo mejor que pude haber hecho. Ganamos once clásicos, el archirrival no nos pudo ganar nunca bajo mi mandato“, reconoció tras dejar la presidencia, aunque obviando la final de la Copa Chile 2015 en que se impusieron los azules.

“Quería seguir, es un tema político. Se juntó un grupo de empresarios más poderosos para sacarme. Me sorprendió, esto se estaba fraguando hace tiempo. Le deseo mucho éxito a Ruiz-Tagle, lo que me interesa es que le vaya bien a Colo Colo. Me interesa es que no haya represalias y empiecen a despedir gente que haya estado ligada a uno“, añadió.

En esa misma línea, agregó: “No voy a compartir decisiones con personas que tengo diferencias. Me enteré por la tarde de la noticia, como ustedes (la prensa). No estoy aquí para apernarme en el puesto, hicieron su estrategia y ganaron. Jamás me junté con Leonidas Vial. Esperemos que nos vaya bien. Ojalá no retrocedamos y que no se ocupe a Colo Colo para tapar otras situaciones”. 

En cuanto a la continuidad del técnico Pablo Guede, Mosa sostuvo: “Acabo de entregar los antecedentes de las negociaciones importantes, le entregué (a Ruiz Tagle) el teléfono de Guede para que pueda seducirlo y siga. No sé si Guede quiera seguir, lo llamaré para decirle lo que pasó y espero se sienten a conversar. El trabajo con los jugadores no puede quedar botado. Espero que esto no influya, espero que el nuevo presidente pueda persuadir a Guede y pueda seguir. Eso lo tendrá que ver la nueva gente, no sé si entra en los gustos futbolísticos“.