Maratón de Santiago: Golpeteo repetitivo y giros exagerados de la columna pueden causar molestias

Antes y luego del evento, aumentan entre un 25% y 30% las consultas a kinesiólogos y quiroprácticos.

Entre un 25% y 30% aumentan las consultas a kinesiólogos y quiroprácticos en las semanas previas a cada Maratón con el fin de prevenir lesiones y mejorar el rendimiento en la carrera, cifra que se mantiene en los días posteriores por corredores que presentan alguna dolencia.

Así lo sostuvo Cristhian Dajbura, kinesiólogo y quiropráctico de Clínicas Raquis (www.raquischile.cl) en vísperas de la Maratón de Santiago de este domingo 8.

Entre las dolencias músculo-esqueléticas más frecuentes están las lumbares y las que producen el golpeteo repetitivo en la columna vertebral al correr.

Uno de los principales errores de los deportistas es que por llegar a la meta dan grandes zancadas para alcanzar mayor velocidad.

“El problema ocurre cuando no hay correcto funcionamiento en la articulación del muslo con la pelvis (articulación de la cadera). Entonces el corredor gira su columna compensando la falta de movimiento de la cadera para dar una zancada de mayor longitud”, advierte. Este movimiento alterado puede provocar dolor en la columna baja o lumbar que se manifestará en las horas siguientes a la corrida.

Correr en pavimento por periodos prolongados implica un impacto importante en la columna.

“Cuando corres, pegas al suelo, que te pega con la misma fuerza de vuelta por acción y reacción. Esa energía es absorbida por articulaciones de tobillos, rodillas, caderas y columna, donde los discos intervertebrales deben soportar este golpeteo repetitivo. Si tienes una columna en buen estado y balance muscular, no debería haber dolor en la columna después de correr. Pero si hay movimientos forzados o la pared abdominal no tiene músculos activos, ese golpeteo puede provocar irritación en los discos intervertebrales y dolor”, dice Dajbura.

Para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento en la carrera, el especialista de Clínicas Raquis aconseja:

Correr con zapatilla usada: Es fundamental no estrenar zapatilla de correr el día de la Maratón para no herir los pies con el roce. Si se renuevan zapatillas, debe ser en semanas previas para entrenar con ellas, que se adapten a los pies y cumplan apropiadamente su función de amortiguar el golpe que viene del pavimento al cuerpo, absorbiendo parte de la energía que va a articulaciones de rodillas y columna.

Hidratarse: Los discos intervertebrales que amortiguan el impacto entre las vértebras de la columna tienen líquido. Es importante mantenerlos hidratados para que resistan el impacto, bebiendo agua previo a la carrera y en puestos de abastecimiento durante la competencia.

Calentar: Si los músculos del abdomen y en torno a la columna vertebral están activos, se puede proteger mejor las articulaciones de la columna del golpeteo que viene del pavimento.

Momentos antes de la carrera, es importante efectuar inclinaciones de columna hacia adelante, atrás y los lados para flexibilizar musculatura y articulaciones de la columna.

Corrección previa: El exvelocista jamaicano Usain Bolt contaba con un quiropráctico en su equipo de entrenamiento. Los deportistas nacionales Joao Pinto y Karina Vera acuden regularmente a Clínicas Raquis.

Según Dajbura, antes de una Maratón es aconsejable que un quiropráctico evalúe los movimientos del cuerpo y corrija los que no funcionan correctamente. Por ejemplo, si la zancada obliga a girar en exceso la columna, el quiropráctico puede manipular con sus manos la articulación de cadera para corregir el movimiento, evitar lesiones lumbares y mejorar el rendimiento.

El quiropráctico también puede realizar técnicas para relajar músculos acortados y facilitar su estiramiento con ejercicios, o bien activar músculos.

Después de la carrera, puede restablecer el funcionamiento de áreas que quedaron adoloridas o lesionadas.