Bravo en picada contra Salah: “Al menos con Jadue había cercanía, siempre estuvo con nosotros”

El automarginado portero y capitán de la Selección chilena sacó la voz para responder a Arturo Salah, quien este jueves confirmó que el meta puso condiciones para jugar por la "Roja". Las declaraciones del meta fueron de alto calibre.

Continúa la polémica por la renuncia de Claudio Bravo a la Selección Chilena, que hizo pública el miércoles por Twitter, de cara a los amistosos frente a Suecia y Dinamarca.

Luego de que el presidente de la ANFP, Arturo Salah, confirmara que el portero y capitán de la Roja puso condiciones para sumarse al equipo, que sería de incorporar a Julio Rodríguez como preparador de arqueros, el propio meta del Manchester City sacó la voz para desmentir haber impuesto la llegada de su mentor, aunque sí hizo la sugerencia.

“No estoy imponiendo algo como dice el presidente de la ANFP. Es más, yo propuse pagar viajes y sueldos a una persona para que ayude a los arqueros chilenos para que crezcan. No me veo más de diez años en la Selección, no me proyecto a largo plazo. Si veo a un chico que está mejor que yo, voy a agarrar mis guantes y mi maleta y me voy a ir. Yo quiero estar al máximo y los dirigentes lo saben. Si no rindo al máximo, prefiero no estar“, reconoció el oriundo de Viluco en diálogo con radio La Clave. 

Jamás he impuesto nada, que saquen gente. Yo estoy pidiendo que si me pueden echar una mano y si le pueden abrir la puerta a una persona que a mí me va ayudar mucho. Arturo (Salah) estaba de acuerdo y se iba a reunir con él, pero ahora llegaron las negativas. No existe un relajo porque tenga más presencias o porque sea capitán. Siempre he sido de entrenar más y ganarme mis cosas en los partidos. Si llego a un lugar y no me siento bien, mi estado de ánimo cambia y para jugar así por Chile, es preferible que juegue otro arquero. Con uno de los preparadores de arqueros casi ni entrenaba“, agregó.

Además, el golero dijo que “los arqueros de ahora trabajamos siempre con un preparador. Hacemos muy poco con el equipo”.

Asimismo, agudizó su crítica hacia el presidente de la ANFP, expresando que “al menos con Jadue, reprocho al máximo lo que hizo, pero siempre estuvo con nosotros y eso nos hacía sentir bien. Había cercanía. No sabíamos qué hacían con los dineros, no el chanchullo, pero el trabajo de apego era muy positivo”.

“Salah hoy en día hace lo contrario. Cuando hay foto está, sino no. Jamás desayuna o come con nosotros. Seguramente ahora estará más cercano. Los premios no los negociamos con él. Fazio (Andrés) es el que corta el queque ahí. Son cosas que están mal”, añadió Bravo.

Por último, admitió que el técnico de la “Roja”, Reinaldo Rueda, conocía su decisión de restarse del equipo para los duelos ante Suecia y Dinamarca, determinación que había pensado hace 40 días.