Aued dice que por este particular motivo los clubes chilenos fracasan internacionalmente

El volante de Universidad Católica analizó el descalabro de los clubes chilenos en Copa Libertadores y Sudamericana.

Luego de la eliminación de Unión Española de la Copa Sudamericana, varios son los que han analizado el descalabro de los equipos chilenos en los torneos internacionales. 

Uno de los que se sumó al debate fue el volante argentino de Universidad Católica, Luciano Aued, quien tuvo una particular interpretación, apuntando a la “cultura Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli” como factores determinantes para el fracaso de los clubes criollos. 

“Se sabe que cuando juegas copas y vas de visitante, o cuando juegas contra equipos importantes, esa forma de juego que se tiene en Chile termina haciendo que pierdas. A la larga los que han ganado o llegado lejos son los equipos duros, que mantienen el cero en el arco, que tratan de ir arriesgando a lo largo del partido y no desde el inicio. Eso atenta contra la forma de jugar del fútbol chileno en sí, que intenta jugar mucho y que tiene mucho de la idea de Bielsa, Sampaoli… toda esa cultura que se creó”, reconoció en entrevista con La Tercera.

“No sé si falta saberlos jugar, sino que entender los momentos de los partidos. Entender que a nivel internacional es mucho más práctico ser un equipo duro y tratar de no arriesgar tanto y ser más práctico que intentar jugar, progresar, tener una buena idea de juego”, añadió.

Respecto a su buen momento con Universidad Católica, cuadro con el que marcha líder absoluto del Campeonato Nacional, sostuvo: “Mi edad y experiencia, viniendo de un fútbol tan competitivo como el argentino y un club tan grande como Racing, te pone solo en ese lugar. Lo tomo con naturalidad. Sigo siendo igual y ése es el mejor espejo que los chicos puedan mirar”, sostuvo al respecto.

Además, sobre el cambio de la UC tras la salida de Mario Salas y la llegada de Beñat San José a la banca, Aued comentó: “Se renueva todo con el cambio de mando de técnico. Las expectativas son otras. Fue un proceso largo y exitoso el de Mario, pero ya estaba llegando a su fin. La llegada de Beñat, con su idea de juego y de grupo, nos convenció. Nos alineamos con esa idea”.