La Fórmula 1 lanza su propio servicio de TV on demand

Este nuevo servicio, descrito como “un medio innovador para los aficionados de mejorar y de aprovechar de su experiencia de las carreras”, se inaugurará “pronto en la temporada 2018”.

La Fórmula 1 anunció este martes el lanzamiento de su propio servicio de televisión bajo demanda (on demand), llamado F1 TV, para proponer a los aficionados las carreras de campeonato sin difusor intermediario.

Este nuevo servicio, descrito como “un medio innovador para los aficionados de mejorar y de aprovechar de su experiencia de las carreras”, se inaugurará “pronto en la temporada 2018”, que comenzará el 23 de marzo con el Gran Premio de Australia.

Al principio, este servicio estará disponible solo a través de ordenador y más tarde se desarrollarán aplicaciones de televisión y teléfonos móviles.

“Los abonados podrán elegir el contenido que ven, cuándo y cómo”, precisó el comunicado.

Un abonado de F1 TV podrá elegir, por ejemplo, seguir toda la carrera en la cámara a bordo de uno de los 20 monoplazas de la parrilla.

“Todos los ensayos, las clasificaciones y las carreras se transmitirán en directo, con conferencias de prensa y entrevistas antes y después de cada carrera” por una tarifa comprendida entre los 6,5 y los 10 euros mensuales, aunque también existirá una suscripción anual.

Además de la Fórmula 1, se podrán seguir las carreras de F2, GP3 y de la Porsche Supercup.

El servicio estará disponible en cuatro idiomas (inglés, francés, alemán y español) y será accesible desde su lanzamiento en una veintena de países, entre ellos México, Estados Unidos y buena parte de América Latina.

Desde su desembarco en la Fórmula 1 hace un año, el nuevo propietario de la competición, la empresa estadounidense Liberty Media, ha mostrado su interés por relanzar el interés por la categoría reina del motociclismo mundial, especialmente entre los más jóvenes.