Pese a advertencia del alcalde de Santiago, Orrego dice que Fórmula E no está en riesgo

Orrego salió al paso tras las declaraciones del alcalde de Santiago, quien había asegurado que podía cancelar la carrera.

Quedan sólo cuatro días para el inicio de la Fórmula E, y continúa la polémica entre la Municipalidad de Santiago y la Intendencia Metropolitana. Esto luego de que el alcalde Felipe Alessandri dijera que podía reservarse la atribución de no autorizar la competencia, al no recibir por parte de la organización el pago de 468 millones de pesos.

Ante esta situación, el intendente Claudio Orrego fue enfático en afirmar que esa no es una facultad del municipio. Señaló que “lo que corresponde es que esta carrera sea segura y se tomen las medidas para aquello. En democracia uno puede tener opiniones distintas, pero uno no puede ‘porque no le gusta un evento simplemente’ pedir que se clausure”.

“La empresa tiene que cumplir con todas las obligaciones de la ley, de hecho hay un recurso que está presentado. Esperamos de que se respete la legalidad, porque nosotros hemos respetado 100 por ciento la legalidad”, agregó.

Cabe recordar que durante esta jornada se conoció que el Municipio cobró a la organización 468 millones de pesos por uso de espacio público, pese a que el contrato establecía que era “sin costo” para los organizadores.

Este tema fue explicado por la directora de Espacio Públicos de la Municipalidad, Bernardita Lorenzini, quien remarcó en diálogo con radio Cooperativa que “todos los eventos masivos pagan derechos municipales. La organización pagó este dinero atendido a los decretos de autorización por la actividad”.

Asimismo, indicó que “hemos sido claros en señalar que de no cumplir con las exigencias de este Municipio, vamos a seguir insistiendo en que la carrera no se puede realizar en las condiciones en que se están presentando”.