Casale: “Puedo morir tranquilo sabiendo que hice algo en mi vida, por mi país”

La felicidad es total en Ignacio Casale. El piloto chileno conquistó este 2018 su segundo título en el Rally Dakar, en la modalidad Quads, y se afianzó como el único criollo en adjudicarse, en cualquier categoría, la prueba motor a campo traviesa más exigente del mundo.

El “Perro”, quien ya está en suelo chileno para iniciar sus vacaciones, reiteró su alegría por sumar su segundo trofeo tras el conseguido en 2014.

“Me llena de felicidad, puedo morir tranquilo sabiendo que hice algo en mi vida, por mi país y que todo lo logré gracias a mucho esfuerzo y trabajo”, reconoció en entrevista con La Tercera.

Respecto a la diferencia del Dakar 2014, el nacional sostuvo: “Antes era un piloto mucho más loco, ansioso y que quería ir a ganar todas las etapas, pasar por encima a mis rivales. Este año llegué distinto, quise hacer mi propia carrera, navegando a mi manera. Nunca miré para atrás y eso me hizo hacer buenas etapas. Solo pensaba en mí y no en la carrera de los demás”.

“Mi señora, que es psicóloga, me ayudó a cambiar mi mentalidad. Ahora tengo más calma, soy más sereno, más estratégico, que me faltaba para ser un piloto completo. Ella me ha cambiado la forma de ser arriba y abajo del quad”, añadió.

Consultado sobre dónde sitúa su logro en la historia del deporte chileno, comentó: “No me gusta compararme. Todos tenemos distintos méritos. Yo me siento el único chileno en ganar el Dakar y ya está. Soy feliz con eso”.

Además, dijo no sentirse el mejor piloto en la historia de nuestro país: “No, cada piloto tiene una historia, sus méritos. Yo trato de ser mejor todos los días. No me gusta compararme con los demás deportistas, menos con pilotos (…) Me gustaría que alguien llegue a reemplazarme algún día, que sea bueno. Hay muchos pilotos en quad, pero ninguno ha peleado de la manera que hago yo todos los años. Sería fantástico retirarme y decir que abrí camino a chilenos para ganar el Dakar.