Nicolás Jarry tuvo un pronto adiós en el Abierto de Australia

La raqueta número uno de Chile no pudo en su debut ante el argentino Leonardo Mayer (52°) y cayó en tres sets.

No pudo dar la sorpresa. Nicolás Jarry (101° del ranking ATP) tuvo debut y despedida en el Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada y el primero de su carrera en el que entró de manera directa y sin tener que pasar la qualy.

El tenista chileno cayó este lunes frente al argentino Leonardo Mayer (52°) por 6-2 7-6 (1) y 6-3, en un partido donde poco pudo hacer ante un trasandino que se mostró intratable con su servicio al nunca sufrir punto de quiebre.

El nieto de Jaime Fillol entró bastante nervioso al court 12 en Melbourne, pues en la primera manga estuvo completamente errático y cedió el set tras entregar su saque en el cuarto y octavo juego.

La primera raqueta criolla mejoró considerablemente en el segundo capítulo, donde salvó tres set points en el duodécimo game y forzó un tiebreak. Sin embargo, en la definición no estuvo certero y se inclinó por un categórico 7-1.

Ya en el tercer episodio, las cosas se complicaron demasiado cuando el “Príncipe” sufrió una ruptura en el séptimo juego y el campeón de Copa Davis 2016 con Argentina selló todo con otro quiebre en el noveno game en una hora y 56 minutos de partido.

Con esto, Jarry no pudo convertirse en el primer chileno en ganar un partido de singles en el cuadro de un Grand Slam desde que lo hiciera Fernando González en Wimbledon 2011, cuando se impuso en la primera ronda al ucraniano Alexandr Dolgopolov.

Ahora, la “Torre” se preparará para la serie de Copa Davis ante Ecuador, a disputarse el 2 y 3 de febrero en el Court Central del Estadio Nacional.