La ejemplar sanción que recibió un hincha por burlarse de la muerte del hijo de un jugador

West Ham realizó una investigación sobre el incidente ocurrido en un duelo de la Premier League y estimó una dura sanción.

El martes 2 de enero, West Ham venció a West Bromwich 2-1 en duelo válido por la Premier League. Sin embargo, el encuentro aún sigue haciendo noticia, pero por una situación extrafutbolística que terminó en la suspensión de por vida de un hincha que se mofó de Jake Livermore, jugador del cuadro rival.

La burla vino desde un sector del Estadio de Londres del West Ham, y fue por el hijo recién nacido que perdió el mediocampista hace tres años. Como es evidente, el futbolista fue de inmediato a increpar al hincha.

Debido a esta situación, West Ham realizó una investigación con parte del público ubicado en el sector y el propio futbolista, que terminó en una sanción desde todo punto de vista ejemplar.

No se tolerarán conductas que inciten a la violencia o abusivas en el Estadio de Londres“, expresó el club en un comunicado y de paso incitó a que los aficionados denuncien actos similares.