“Força Chape”: Hoy se cumple un año del trágico accidente aéreo de Chapecoense

El 28 de noviembre de 2016, ocurrió una tragedia que estremeció al mundo deportivo y que le costó la vida a 71 personas, entre ellos: 19 futbolistas, el presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico.

Hoy no es un día cualquiera para el mundo del deporte. Hace exactamente un año, el equipo brasileño Chapecoense sufrió el accidente aéreo más trágico de la historia del fútbol.

El club viajaba a la ciudad de Medellín para disputar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana, el cual jugaría frente a Atlético Nacional de Colombia. No obstante, el avión que lo transportaba desde Santa Cruz (Bolivia) hasta tierras “cafeteras” se quedó sin combustible y se estrelló a pocos kilómetros del destino.

El hecho le costó la vida a 71 de los 77 tripulantes, entre ellos 19 futbolistas, el presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico.​ De los 25 jugadores convocados para el partido, sólo sobrevivieron tres: Jakson Follmann (al que producto del accidente debieron amputarle una pierna), Alan Ruschel y Neto.

La tragedia hizo que el mundo volcara su apoyo a la institución, a nivel humano, deportivo y económico.

Uno de los primeros gestos llegó por parte del que iba a ser su rival, Atlético Nacional. El elenco colombiano entendió que sería imposible que el “Verdão do Oeste” pudiese jugar los dos duelos de definición, al no tener suficiente plantilla y estar enfocado en la catástrofe que le había ocurrido, por lo que decidió ceder a modo de homenaje el título de la Copa Sudamericana a Chapecoense. La medida fue avalada por la Conmebol y se otorgó el trofeo al cuadro brasileño.

No obstante, más allá de lo deportivo había todo un trabajo por hacer vinculado a la reconstrucción de la institución.

Clubes de todo el planeta ofrecieron dinero para el equipo, además de brindar un minuto de silencio en sus partidos, mientras una considerable parte de la población se unía bajo el lema #ForçaChape por redes sociales.

La propia Federación de Fútbol de Brasil quiso tender una mano y evaluó garantizar la permanencia del cuadro de Santa Catarina por los próximos tres años. Sin embargo, los directivos del club rechazaron tajantemente la opción, pues pensaban que el sentido de deportividad superaba lo que les había ocurrido.

Y tal medida terminó en buen puerto. Pese a los inconvenientes que debió enfrentar, Chapecoense se mostró como un equipo competitivo en Copa Libertadores, Copa Sudamericana 2017 (llegando a octavos de final) y el torneo nacional, en este último asegurando su permanencia en Serie A ubicándose en la medianía de la tabla.

Todo indica que este cuadro que impactó al mundo hace un año y que muchos pensaban que desaparecería tras este trágico accidente, ha logrado levantarse poco a poco. Esperamos que siga siendo así, pues desde ese fatídico 28 de noviembre, Chapecoense dejó de ser solamente de sus hinchas, y pasó a formar parte de cada uno de nosotros. “Força Chape”.