Nicolás Massú: “Cuando termina la carrera de un tenista, lo que viene no es fácil”

El "Vampiro" habló de su vida tras su retiro de la actividad profesional y de sus aspiraciones en la formación de futuros valores.

Tras su alejamiento de las canchas de manera profesional, Nicolás Massú se hizo cargo del equipo chileno de Copa Davis y hoy, aspira a llegar ser el mejor entrenador del mundo y alentar a uno de sus dirigidos en un Grand Slam.

Cuando termina la carrera de un tenista, lo que viene no es fácil, porque tú te acostumbraste a un estilo de vida, a un ritmo, que después es otro. El primer año es entretenido, porque estás haciendo lo que no pudiste antes, porque no tuviste tiempo. Ya en el segundo empiezas a ver qué hacer”, comenzó diciendo el capitán del equipo chileno de Copa Davis.

En la actualidad, con 38 años de edad, el ex campeón de Atenas 2004 aclaró que seguirá ligado al deporte que tantas alegrías le entregó.

“Estoy desde los cinco en esto; a los 11 me fui a entrenar a Villa Alemana con el ‘Nano’ Zuleta. Y estuve con él hasta los 21. Y cuando anuncié mi retiro, ya a las pocas semanas era capitán de Copa Davis. Luego empiezas a pensar qué cosa quieres hacer, y así nació la idea de mi academia”, indicó en entrevista con El Mercurio.

Además, habló de su futuro al mando de un posible tenista como entrenador.

“Me gusta separar las cosas, porque cada persona, cada deportista es distinto. Obviamente que los resultados son importantes, porque motiva a los chicos o los papás ven que su esfuerzo vale la pena. Acá hay varios que están dentro de los mejores de Chile, que les está yendo bien en Sudamérica, y si el día de mañana estoy sentado en el box de Roland Garros o Wimbledon viendo jugar a uno de los chicos que ayudé, sentiré una alegría enorme”, cerró.