Temores a un ataque de Corea del Norte en los Juegos son “exagerados”, dice organizador

El mes pasado, varios países, entre ellos Francia, Alemania o Austria, se preguntaron sobre la seguridad de sus deportistas en la cita olímpica.

A cien días del inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, el responsable de la organización, Lee Hee-Beom, rechazó los temores a un ataque de la vecina Corea del Norte, que califica como “una exageración”.

El mes pasado, varios países, entre ellos Francia, Alemania o Austria, se preguntaron sobre la seguridad de sus deportistas en la cita olímpica.

Los Juegos de 2018 están programados del 9 al 25 de febrero en Pyeongchang, en Corea del Sur, a cerca de 80 kilómetros de la frontera con Corea del Norte.

Pyongyang llevó a cabo en septiembre su sexto ensayo nuclear, el más potente de todos. Las tensiones se mantienen latentes en la región debido a las pruebas nucleares y al lanzamiento de misiles realizados por el régimen norcoreano, con el añadido de la escalada verbal con el gobierno estadounidense de Donald Trump.

Pero el presidente del comité organizador (POCOG), Lee Hee-Beom, declaró a la AFP que esos temores son excesivos. Existen planes de urgencia, pero no hará falta ponerlos en práctica, estimó.

“Corea no está dividida desde ayer, lo está desde 1945”, indicó.

Corea del Sur organizó varios “eventos deportivos muy seguros” y “Pyeongchang no es la excepción”. Los temores son “de algún modo una exageración”.

El movimiento olímpico expresó recientemente su apoyo “incondicional” al comité organizador a pesar de las tensiones diplomáticas

– Enigma de la participación norcoreana –

Lee aludió a los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988 y al Mundial de fútbol 2002, ambas saldadas sin incidentes. Aunque en la cita mundialista las armadas de los dos países se enfrentaron en la isla de Yeonpyeong.

En todo caso, la ONU adoptará en noviembre una resolución apelando al cese de todo conflicto antes y durante los Juegos, indicó.

Sin embargo, Pyongyang hace caso omiso de las resoluciones de Naciones Unidas que le prohíben todo programa nuclear y balístico.

“Corea del Norte ha violado resoluciones contra un país, pero si hace algo, se tratará de una violación contra el mundo entero”, esgrimió Lee.

El jefe del comité organizador se expresó en Pyeongchang antes de volar a Grecia para recibir la llama olímpica, que llegará a Corea del Sur el miércoles.

La llama recorrerá 2.018 kilómetros por el país, aunque evitará las zonas cercanas a la frontera norte.

Aún resta por saber si Corea del Norte participará en la cita olímpica. No participó en los Juegos de 1988 y las autoridades de Pyongyang informaron a la AFP que aún no habían tomado una decisión final.

Los únicos norcoreanos clasificados por el momento son dos patinadores artísticos, pero el COI consultará no obstante a las federaciones la posibilidad de otorgar invitaciones excepcionales.

– Compra de entradas –

La presencia de norcoreanos sería una garantía de cara a la seguridad, según Lee.

“Los que respetan la paz pueden y deben participar en los Juegos. Corea del Norte no es una excepción”, insistió Lee.

Mientras, las autoridades y bancos aceptaron adquirir entradas para llenar las gradas ante el bajo nivel de ventas hasta el momento.

En las dos semanas que durarán los Juegos estarán disponibles 1,18 millones de entradas.

El país anfitrión no es una potencia tradicional en deportes de invierno, como América del Norte o Europa, por lo que la participación de deportistas surcoreanos será crucial.

Por el momento los aficionados del país asiático sólo han comprado 160.000 entradas.

“Los surcoreanos suelen comprar en el último minuto. Estoy seguro de que los recintos estarán llenos”, se esperanzó Lee.