Francisco Arrué: “Mario Salas es uno de los mejores entrenadores del fútbol chileno”

El exjugador, quien defendió los colores de Universidad Católica y de Universidad de Chile, analizó en conversación con Triunfo lo que será una nueva edición del Clásico Universitario.

Universidad de Chile y Universidad Católica animarán este domingo la edición número 162 del Clásico Universitario, cuando desde las 12 horas se midan por la undécima fecha del Torneo de Transición en el Estadio Nacional

Ambos equipos llegan con un presente dispar, ya que por una parte los azules se encuentran en la parte alta de la tabla en la pelea por el título, mientras que los “cruzados” no han podido levantar cabeza y los malos resultados los tienen casi sin opciones de disputar el certamen nacional.

Francisco Arrué es uno de los pocos jugadores que ha defendido los colores de ambos equipos, y en conversación con Triunfo analizó lo que será este importante compromiso.

“La U está peleando el torneo pero no ha jugado bien. Su funcionamiento no ha sido el óptimo pero sí destacan en individualidades, lo que no pasa en Católica y eso es lo que los tiene un poco complicados. Pero así y todo creo que va a ser un partido intenso y bien jugado porque ambos equipos tienen la obligación de ganar”, afirmó.

-¿Qué opinas del mal momento por el que atraviesa la Universidad Católica?
Para mí, Mario Salas sigue siendo por lejos uno de los mejores entrenadores del fútbol chileno, pero sí creo que los rendimientos individuales de Universidad Católica no han sido los más acordes a lo que se necesita para el funcionamiento. Siento que por ahí ha pasado el mal momento de ellos. Sigo confiando en Mario, sé de sus capacidades porque lo tuve cómo técnico y siento que si los jugadores elevan un poco su rendimiento lo más probable es que Católica empiece a ganar.

-¿Qué te parecen las críticas hacia en “Tanque” Silva?
Creo que el desempeño de él en cuánto a goles claramente no ha sido bueno, pero él no es el culpable del mal rendimiento de Católica. El funcionamiento que ha tenido no ha sido el mejor y por eso que también se ha visto mal. Uno dice que no hace goles pero también las ocasiones que se ha generado Católica no han sido las suficientes como para que él pueda convertir, ha estado muy huérfano en delantera y eso le ha pasado la cuenta. Pero es un jugador que ha estado en los mejores equipos de argentina, es de carácter y no pasa por él el mal rendimiento de Católica. De todas formas yo creo que claramente les va a hacer falta el domingo.

-En la otra vereda, Mauricio Pinilla está teniendo una gran temporada en la U ¿Crees que fue una buena decisión de su parte volver a jugara Chile?
Mauricio está en un momento donde se le ve muy maduro y profesional. Físicamente está muy bien, cosa que es muy rara porque antes normalmente tenía lesiones cada cierto tiempo que afectaban su rendimiento. Lo cierto es que ahora se le ve muy rápido, muy explosivo y con intensidad. Además está con ese factor suerte, con ese olfato goleador que en Italia había perdido un poco porque él allá no había convertido mucho. Es muy importante para la U porque es un jugador de jerarquía que entrega ese plus.

-¿Qué opinas del trabajo del técnico Ángel Guillermo Hoyos?
Yo valoro mucho el manejo de grupo que tiene él. Existen distintos tipos de liderazgo y el que emplea él me parece que le ha funcionado a la perfección. En cuanto a lo futbolístico creo que está un poco al debe porque hoy en día uno no logra visualizar a qué juega Universidad de Chile. Hoyos venía con un currículum bien importante, fue entrenador de Bolivia con un equipo intenso que presionaba, pero siento que le falta un poco darle más identidad al equipo, aunque aún así haya logrado el campeonato pasado. Me gustaría que se supiera a qué juega la U.

-¿Cuáles son los clásicos que más recuerdas como jugador, tanto defendiendo a la U como a la U. Católica?
Por la Católica contra Universidad de Chile recuerdo la final del año 2005, cuando íbamos ganando 1-0, después perdimos 2-1 y terminamos ganando el campeonato en penales. Fue un clásico de esos que la gente aún recuerda porque tuvo todas las emociones. Además con ese marco de público que era de 70 mil personas, con la mitad de la U y la otra mitad de Universidad Católica, lo que era inusual porque la UC no lleva mucha gente al Nacional. Pero el equipo andaba tan bien que la gente nos tenía mucha fe, habíamos llegado a la semifinal de la Copa Sudamericana, por lo que fue muy lindo todo, el marco de público, el juego que mostraron ambos equipos, con propuestas interesantes. Ese clásico para mí fue muy especial. Y jugando por Universidad de Chile recuerdo ese clásico donde Gary Medel explotó, hizo dos golazos y para nosotros en la U no fue muy bueno, pero son de los partidos que quedan en la memoria.

-Tengo entendido que tus planes son comenzar pronto una carrera como entrenador ¿Tienes planes o proyectos ahora en el corto plazo?
Tengo proyectos, pero estoy esperando mi oportunidad. Siento que me va a llegar algo importante. Espero que en este receso que viene a fin de año pueda dirigir a algún equipo. Tengo mi cuerpo técnico, estamos trabajando y planificando para estar preparados para cuando nos llegue la oportunidad. Pero me lo tomo con tranquilidad, tengo muchas ganas de dirigir y estoy muy ilusionado pero tampoco me vuelvo loco. Siento que el Señor en algún momento me va a poner en algún equipo que realmente sea bueno para mí, y estoy en eso, esperando no más.

-¿Qué tipo de entrenador te gustaría para la selección? ¿Alguno del medio local que conozca nuestro fútbol o quizás uno extranjero de mayor experiencia internacional?
Me gustaría, sin hablar de nacionalidad, un entrenador que le diera una identidad al equipo. Sobre todo que sea agresivo, que vaya a buscar los partidos y que independientemente de los resultados no pierda nunca la forma de jugar, que no transe sus convicciones. Eso es lo que uno espera de un entrenador, que vaya hacia adelante y que sea protagonista, que dé espectáculo. No me gusta el pragmatismo, me gusta más la agresividad, el intentar ganar.

-Y que tenga un buen manejo de camarín, considerando lo que se ha hablado de los actos de indisciplina…
Sí, pero eso yo creo que es fundamental. Desde mi punto de vista un técnico tiene que tener carácter, porque uno en esta carrera se va a encontrar con muchos jugadores que tienen jerarquía, carácter y mucho peso que uno tiene que saber manejar. El carácter es fundamental para guiar a cualquier jugador, no solamente a los de la selección y yo no quiero entrar en la polémica de la indisciplina porque creo que no es tan así. Siento que se ha sido injusto con los seleccionados, creo que es un tema más técnico-táctico y de identidad el que provocó que no hayamos podido ir al mundial. Pero por supuesto que me gustaría un entrenador con carácter y que le dé identidad al equipo, eso es lo fundamental. Si tú me preguntas hoy día eso es: identidad es lo que quiero para la selección.

-¿Hay algún nombre que te guste?
A mí me gusta mucho Mario Salas. Siento que es uno de los mejores entrenadores de Chile, aunque a Católica no le ha ido muy bien este semestre. Es un entrenador que le da mucha identidad a los equipos en los que ha estado, como Barnechea, Huachipato y en Católica los primeros dos torneos. Y de afuera me gusta Berizzo, que es de la misma línea, tiene esa idea de juego y a los equipos a los que ha entrenado les ha ido muy bien. Ellos son dos candidatos naturales para mí para la selección.