Abogados chilenos se ilusionan tras respuesta de la FIFA por demanda por el “Pacto de Lima”

El ente rector del balompié mundial mandó una carta a Luis Mariano Rendón, quien encabeza la demanda del grupo de abogados nacionales por el supuesto "amaño" de partido entre las selecciones de Perú y Colombia.

El grupo de abogados chilenos que presentó un reclamo formal ante la FIFA por el supuesto “amaño” de partido entre Perú y Colombia, quienes empataron y dejaron a la “Roja” fuera del Mundial de Rusia 2018, ya comienza a ilusionarse.

Después de que la semana pasada el ente rector del balompié acogiera la demanda, con posible inicio de investigación, ahora el jurista criollo Luis Mariano Rendón recibió una respuesta del organismo.

“Acusamos recibo de su correspondencia respecto de supuestas irregularidades durante el partido de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 disputado entre Perú y Colombia el 10 de octubre de 2017, cuyo contenido ha sido debidamente analizado”, dice la misiva, que está firmada por Wilma Ritter, secretaria adjunta de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

“Nos gustaría recordarle que, de acuerdo con lo establecido en el art. 108 apdo. 1 del Cödigo Disciplinario de Ia FIFA (CDF), las infracciones disciplinarias son generalmente perseguibles de oficio. Asimismo, de acuerdo con eI art. 108 apdo. 2 del CDF, cualquier persona o autoridad puede comunicar a los órganos jurisdiccionales competentes las conductas que consideren contrarias a la reglamentación de Ia FIFA. En ese contexto, le informamos que, la facultad de comunicar las conductas que puedan ser consideras contrarias a la reglamentación de la FIFA, no confieren la condición de parte en caso de que un hipotético procedimiento disciplinario fuese iniciado”, añade.

Frente a esta situación, Rendón sostuvo al portal Emol que “lo importante es que no cabe duda que la FIFA está procesando nuestra denuncia y que habrá una decisión oficial acerca de ella. Con la visibilidad internacional que ha tomado el caso, veo muy difícil que la decisión sea no aplicar ninguna sanción. La FIFA estaría sentando un precedente nefasto respecto de los límites éticos del fútbol”.

“Me parece que aplicar sanciones meramente individuales sería muy difícil de justificar, porque lo que existió en este caso fue una colusión colectiva, que involucró a los dos equipos en forma integral. Finalmente, me parecería también difícil de explicar que la sanción sea menor a la aplicada a Bolivia, por un caso que evidentemente fue mucho menos grave”, completó.