Árbitro González reconoció que fue “poco prolijo” tras codazo a Monzón

El juez asumió su responsabilidad de no advertir la gravedad tras el violento codazo que recibió el jugador de la U por parte de Bruno Romo en el duelo ante Antofagasta.

Toda una polémica se ha generó el fin de semana por el violento codazo que recibió Fabián Monzón por parte de Bruno Romo en el duelo de Universidad de Chile frente a Deportes Antofagasta, donde el árbitro Felipe González sólo cobro la falta y luego terminó el partido.

Por eso, el juez del compromiso, junto con revivir el episodio en el estadio Calvo y Bascuñán, reconoció su error y realizó una dura autocrítica.

“No me percaté de la gravedad de la infracción. Monzón despejó y yo seguí el balón. Ahí vi una carga y la sancioné. Me acerqué al jugador para ver si necesitaba atención y no me respondió. Miré el reloj y vi que estábamos en la hora. Me acerqué nuevamente a Monzón, él giró la cara y lo vi con sangre. Cuando se paró, tuve la claridad de que hubo algo, pero como vi al jugador con la cara llena de sangre no pude ver dónde estaba el corte: no sabía si era en la cabeza, si fue un cabezazo entre ambos o un codazo”, recordó en diálogo con El Mercurio.

“No tuve la claridad para definir qué había pasado; de lo contrario, expulso a Romo altiro. Las imágenes son elocuentes, yo tuve que haber revisado al jugador antes de terminar el partido, porque había tiempo. Mi error fue no ser mas prolijo, porque hubo una agresión que debió ser sancionada con tarjeta roja”, complementó.

En tanto, el presidente de la Comisión de Arbitraje, Enrique Osses, aseguró que como González vio la acción y no la consignó en su informe, la única forma de sanción para el jugador de los pumas es que el Tribunal de Disciplina actúe de oficio.

Por su lado, los universitarios enviarán en esta jornada un correo para solicitar que el organismo castigue a Romo por esa acción.