Christian Bruno, entrenador infantil de gimnasia: “En Chile falta una política para formar deportistas”

El también seleccionado nacional trabaja con dos de los niños que obtuvieron medallas para Chile en el Sudamericano de la disciplina disputado la semana pasada en Argentina.

El pasado fin de semana nuestro país tuvo una gran participación en el Sudamericano de Gimnasia Infantil disputado en Argentina, tras conseguir ocho medallas en el certamen.

Pedro Alemparte fue quien tuvo la actuación más destacada, al obtener tres preseas de oro y dos de plata. Junto con él, también lograron podios los pequeños Luciano Letelier y Cristián Azar, ambos entrenados por el seleccionado nacional Christian Bruno quien conversó con Triunfo sobre esta hazaña.

“Cuando comencé a trabajar con los niños, hace ya un año y 10 meses, nunca fue un objetivo principal el que tuvieran resultados, sino que se desarrollaran y que aprendieran más o menos lo que significa la gimnasia”, afirmó el técnico.

Sobre lo mismo agrega que “más que formarlos para que sean buenos para la gimnasia, mi intención también es educarlos para la vida, para que se sepan comportar el día de mañana cuando se enfrenten a situaciones quizás no tan estresantes como un Campeonato Sudamericano o tratar de pelear medallas pero sí para lo que sea”.

En relación al certamen disputado en tierras trasandinas, Bruno afirma que “fue una experiencia super linda, se nos dieron los resultados ya que tuvimos varias medallas. Yo estoy super contento y satisfecho, con muchas ganas de seguir trabajando y seguir apoyándolos para que salgan adelante”.

El deportista relata también como se transformó en formador, explicando que fueron motivos de financiamiento lo que lo llevaron a tomar esa decisión. “Cuando yo empecé a trabajar como entrenador fue por la dificultad económica que tenía como gimnasta, ya que tenía que solventar mis gastos, como comprarme implementación, porque no había federación ni nada. Y a medida que fui avanzando no pude salir de esta disciplina. Fue super lindo darme cuenta que soy bueno en lo que hago, tanto en la gimnasia como entrenador y poder entregar mi experiencia a una nueva generación”.

Al ser consultado por las dificultades que debe sobrellevar en las labores formativas, el técnico dijo que “es super difícil porque uno no tiene el apoyo del sistema, no hay una política para formar deportistas como para que los papás digan ‘yo quiero que mi hijo sea deportista y además sea estudiante, que se desarrolle y que aprenda estos valores'”.

“Bajo ese contexto yo lo que quise fue enfocar mi trabajo en tres grandes objetivos: primero, obtener resultados deportivos con ellos. Yo pensaba en un principio solo en resultados a nivel nacional, competir de igual a igual con entrenadores de mucha experiencia, pero gracias a un buen trabajo y al apoyo de los papás pudimos obtener no solo resultados nacionales sino que también internacionales. Lo segundo es contribuir con ellos a una correcta formación, que no solo sean deportistas sino que también niños íntegros, que sean mejores hijos y estudiantes. Y el tercer objetivo es prepararlos para la vida”, agregó.

Sobre el futuro de la gimnasia nacional, Bruno dice que “sin duda hay potencial para conseguir medallas, Chile tiene material de sobra en cuanto a talento. Yo tengo cuatro niños muy talentosos, todos. Algunos se destacan por la fuerza, otros tienen más disciplina o no tienen miedo, pero todos son potencialmente medallistas. Yo te lo puedo decir porque fui medallista panamericano adulto empezando en la gimnasia a los 18 años y sin tener ningún nivel ni capacidad física. Solo porque estaba loco y sigo estando loco. Entrenaba en triple sesión y me encerré cuatro años entrenando y por eso tuve resultados, no por tener talento. Quizás mi talento no iba por la parte física sino que por la mental. Por eso te digo que cualquiera puede ser medallista, lo importante es que exista un proceso que los lleve para allá”.