Presidente de Federación de Lucha Olímpica: “Las administraciones anteriores se robaron todo”

Triunfo conversó en exclusiva con Manuel Espinoza, quien expresó lo duro que ha sido levantar deportiva y económicamente la FEDENALOCH.

Una de las federaciones más destacadas en nuestro país, por los avances que ha tenido en el último tiempo, ha sido la Federación Deportiva Nacional de Lucha Olímpica de Chile (FEDENALOCH). Y Triunfo conversó en exclusiva con su presidente, Manuel Espinoza, quien se refirió al pasado, presente y futuro de un organismo que ha debido sortear grandes dificultades económicas para resurgir.

-¿Qué momento atraviesa la federación?
Vivimos un excelente momento, nos ha ido muy bien, y todo lo que planificamos está funcionando. Nosotros tomamos la federación hace cuatro años atrás y estaba en el suelo, desacreditada, y hemos avanzado muchísimo.

Trajimos dos entrenadores cubanos para las selecciones mayores, y ahora otros dos para las menores. Además hemos estado preocupados de hacer todos los trámites para nacionalizar a Jasmany Acosta, que fue al Mundial de París compitiendo por Chile y sacó un tercer lugar.

-¿Cómo se lleva a cabo el trabajo en divisiones menores?
Tenemos mini-lucha desde los cinco años, para niños y niñas, y desde que tomamos la federación nos hemos enfocado en fortalecer un trabajo que parta desde las bases. Esto debido a que, si no lo hacemos, no vamos a tener ninguna posibilidad de poder figurar a nivel sudamericano.

Cuando llegaron los entrenadores cubanos, hicieron un análisis súper crítico de las divisiones mayores, diciendo que los adultos no dominaban cosas básicas que se supone que debían aprender en la escuela de iniciación.

Estamos en una labor sostenida y ya estamos viendo los primeros frutos. Los niños que van a competir en los Juegos de la Juventud son muchachos que fueron formados desde las bases y van a ir a su primer torneo importante. Eso sí, ya han competido previamente en certámenes de cadetes de buen nivel.

Todo esto que estamos haciendo está dirigido a formar nuevos exponentes y no sólo un deportista destacado, sino varios, y elevar el nivel de la lucha a nivel nacional.

-¿Qué deportistas puede destacar en lucha olímpica?
Tenemos a Carlos Romero, que es un juvenil, a Andrés Ayub que es el luchador que más logros ha tenido en el país. También a Cristóbal Torres, que sacó una medalla de bronce en Toronto y todavía está preparándose para los próximos eventos. De igual forma, tenemos a André Quispe y Eduardo Peralta que son luchadores de un alto nivel.

-¿Considera que existe poca cobertura en medios en esta disciplina?
Absolutamente, no hay nada, a nadie le interesa la lucha. Pero por ejemplo, cuando fuimos a los Juegos Panamericanos de 2015 en Toronto llevamos tres luchadores y sacamos una medalla de bronce y llegamos a la final con Andrés Ayub enfrentando al cubano Mijain López. En ese momento todos hablaban de la lucha.

Pero creo que en la medida que a este deporte le demos el nivel que necesita, vamos a ir teniendo la atención del público. Sin embargo, a nivel de autoridades deportivas y paneles técnicos, saben que la federación está haciendo lo correcto y que va a ser un gran aporte.

-¿A los eventos de lucha en nuestro país asiste mucha o poca gente?
Regular. Más que nada va gente vinculada a los deportistas, familiares y amigos, sobre todo cuando hay niños compitiendo. No es que cualquier persona diga de la nada que va a ver lucha, sabemos que no es así. Eso sí, estamos haciendo el trabajo de difundir esta actividad, tenemos una página de la federación donde subimos mucha información actualizada de este deporte.

Pero eso no basta. Sabemos que en nuestro caso para hacernos conocidos tenemos que tener resultados. No es como el fútbol claramente, aquí para aparecer en los medios tenemos que tener resultados.

-¿Qué avances usted observa en relación a la administración anterior?
Si tú empiezas a buscar la historia de la lucha en Chile te vas a dar cuenta que las administraciones anteriores se robaron todo. Neven Ilic está realizando un proceso donde quiere salvar a las federaciones que están prácticamente cautivas por culpa de dirigentes que se mantuvieron y beneficiaron, sin permitir que sus administraciones crecieran.

Nosotros llegamos a una federación quebrada y endeudada, y sacamos esto adelante. Si no hubiéramos tenido el apoyo de Neven Ilic y todo su directorio esto no hubiese resultado. Y así empezamos, de a poco. Trajimos campeonatos a Chile, cambiamos completamente lo que era la forma de organizar torneos, y dirigimos esto.

-¿Cuáles son sus próximos objetivos?
Queremos ganar ojalá más de dos medallas en el Campeonato Panamericano en Perú, y clasificar a los Juegos Olímpicos. Pero a corto plazo, queremos ganar medallas en Perú, que es lo más inmediato.