Óscar Wirth: “Agustín Orión es un arquero nada del otro mundo”

El ex arquero mundialista con Chile en 1982 conversó con Triunfo, y se refirió al rendimiento individual de los metas de los tres "grandes" del fútbol nacional.

Hoy comienza el Torneo de Transición del fútbol chileno. Los equipos se preparan para dar lo mejor de sí, ya sea para ser campeones, clasificar a torneos internacionales o para evadir el temido descenso, dependiendo de cada situación. Y sin duda, los tres clubes “grandes” son candidatos al título.

Triunfo conversó con Óscar Wirth, arquero de los tres equipos en la década de los 70 y 80, quien evaluó y analizó a sus guardametas.

“En Colo Colo, Agustín Orión es un arquero nada del otro mundo. Es más, creo que de pronto cuando deciden traer una persona así, yo preferiría colocar a uno formado en la institución”, señaló.

En tanto, expresó que “Cristopher Toselli en la UC y Johnny Herrera en la U de un tiempo hasta ahora han mostrado un nivel importante que se ha visto reflejado en sus participaciones en la Selección Chilena. De hecho, creo que actualmente el mejor arquero de la liga es Herrera”.

A ello, el mundialista con Chile en 1982 agregó que “espero que el buen rendimiento de los arqueros se siga dando, pero como el arco y el fútbol exigen estar siempre renovándose y demostrando un buen nivel, hasta que no los vea jugar no puedo tener una apreciación de cómo se encuentran en este momento“.

Por último, Wirth se refirió a la situación que deberá enfrentar Paulo Garcés este fin de semana, cuando le toque enfrentar a su ex equipo, Colo Colo, en el estadio Monumental, institución de la que emigró en medio de grandes críticas por parte de la parcialidad alba.

“No puedo opinar respecto de eso, porque no conozco su situación. Lo que sí, a mí me tocó algo parecido, poder jugar por Colo Colo, la U y Católica, todos clubes rivales, y siempre lo hice con profesionalismo. La responsabilidad de uno es con el equipo que lo cobija, con el que trabaja durante la semana. Hay que hacerle frente al rival que sea, con la seriedad y tranquilidad que corresponde”.