Capdeville: “Ojalá que Garín reciba este resultado en Wimbledon como trampolín”

El oriundo de Vitacura se refirió al presente del tenis chileno, que hoy vivió una jornada histórica luego que Nicolás Jarry (182° del ranking ATP) y Christian Garín (218°) avanzaran al cuadro principal de Wimbledon, y volvieran a colocar una doble presencia nacional en el singles de un Grand Slam después de siete años.

Este jueves fue una jornada histórica para el tenis chileno. Nicolás Jarry (182° del ranking ATP) y Christian Garín (218°) avanzaron al cuadro principal de Wimbledon y volvieron a colocar una doble presencia nacional en el singles de un Grand Slam después de siete años, cuando Fernando González, Nicolás Massú y Jorge Aguilar dijeron presente en Roland Garros 2010, y ocho en el major británico, con el propio “Bombardero” de La Reina y Paul Capdeville en 2009.

Y precisamente el oriundo de Vitacura, quien en esa edición cayó en primera ronda frente al estadounidense Vincent Spadea, resaltó lo hecho por el “Príncipe” y el “Tanque” en la “Catedral”.

“Es un gran aliciente para el tenis chileno, que venía con bajos resultados y va generando que sumen mayor confianza. Además, Wimbledon siempre es un torneo bonito, grande, donde la qualy es muy dura. Imagínate que Christian ganó 12-10 en el quinto”, reconoció el ex 76 del mundo en diálogo con ATON Chile.

En cuanto a Garín, no dudó en sostener que las prácticas y consejos dados la semana pasada por el otrora número del mundo y multicampeón español, Rafael Nadal, fueron clave para reforzar la mentalidad del iquiqueño.

“Siempre entrenar con jugadores de esa categoría será fundamental. Yo creo que le ha tocado difícil a Christian. Había mucha ilusión en que se pudiera meter rápidamente. Muchos de su edad con los que jugaba en junior ahora están muy arriba en el ranking y eso te genera bastantes dudas. Así es que ojalá que este resultado lo reciba como un trampolín”, recalcó.

Eso sí, Capdeville puso mesura: “Hay que tomarlo con calma y él debe tomarlo con calma. Hoy ya entró al cuadro y que lo disfrute. Esa ansia de todo el mundo de que con Jarry sean los próximos González, Massú y Ríos, es lo que les ha costado para meterse”. 

Respecto al gran momento de Jarry, sostuvo: “Desde febrero y marzo que comenzó a tener buenos resultados y seguidilla de triunfos. Pasó la qualy de Roland Garros, luego se paró y ahora pasó la qualy de Wimbledon. Eso le va a ir dando con el tiempo la confianza que no se le veía”. 

Por último, rememoró su experiencia en Londres en 2009. “Fue muy bonito, me acuerdo que fue toda mi familia, porque es el torneo que uno siempre soñó, pero yo en pasto generalmente no jugaba bien, era bien incómodo y no era fácil”, concluyó.