El presente de dos cubanos que quieren competir por Chile

Yasmani Acosta y Arley Méndez se encuentran en proceso de nacionalización para poder defender los colores de nuestro país en lucha y en levantamiento de pesas, respectivamente.

Para Yasmani Acosta los últimos años han sido duros. El cubano desertó de su país el 2011 para el Panamericano disputado en Santiago, y desde ese momento ha iniciado un largo camino hacia la nacionalización definitiva para poder defender a Chile en la lucha greco-romana.

“Gracias a un permiso especial puedo competir en eventos específicos. Nada de juegos, para eso tengo que tener la nacionalidad”, cuenta en conversación con Triunfo en una masiva actividad por el Día Olímpico, donde junto a Andrés Ayub y otros representantes nacionales de la especialidad hacen peleas de exhibición para promover su deporte. 

El gigante de casi dos metros, admirado por los niños y que con orgullo viste la malla roja del equipo chileno, no ha podido convencer a los parlamentarios ni al gobierno de poder acceder al beneficio que tanto espera. 

“Lo que pasa conmigo es que en Cuba tenía al campeón del mundo, estaba en su sombra. Entonces ese fue uno de los motivos por los que me vine para acá”, afirma en relación a su conocida competencia con Mijaín López, triple campeón olímpico y considerado por muchos el mejor representante de la especialidad en la historia.

Distinta suerte ha tenido Arleys Méndez, quien ya consiguió la nacionalidad y ahora solo espera los últimos detalles para poder defender a Chile en el levantamiento de pesas.

“En estos momentos ya se aprobó mi nacionalidad por gracia, pero ahora falta la divulgación oficial que es la firma de la presidenta de la República”, revela.

El isleño cuenta que “yo llegué a Chile por un Panamericano y me quedé aquí. Gracias a eso realicé mi vida acá, tengo una familia hermosa, mi hijo y mi señora. Mis padres y mi hermano están en Cuba, pero acá tengo a mi hijo que es lo que más quiero en la vida en este momento, tengo un motivo por quien luchar. Tengo al pueblo chileno también. Esto no va a ser en vano, sino que va a ser para darle triunfos a Chile”.

Méndez relata cómo ha sido el recibimiento que ha tenido en nuestro país, destacando el apoyo que le han brindado. “Por lo general los cubanos somos bien vistos en este país, somos personas trabajadoras y luchadoras. No venimos a hacer daño, sino que a hacer cosas buenas. Soy feliz aquí en Chile y le agradezco a todo el pueblo chileno que me apoya”, finaliza.