Académicos de la Universidad de Chile predicen quién ganará la Confederaciones

Un grupo de profesores e investigadores del Departamento de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM), desarrolló un modelo que permite predecir los resultados de la cita en Rusia. Uno de ellos, Denis Saure, conversó en exclusiva con Triunfo.

Los académicos e investigadores del Departamento de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (FCFM), Denis Saure y Marcelo Olivares, crearon un sistema de predicción de resultados de los partidos de fútbol.

Utilizando modelos econométricos y de simulación, los profesionales llegaron a importantes conclusiones, incluso para la presente Copa Confederaciones, instancia en que participa la Selección Chilena.

“El desarrollo de este sistema ocurrió en el marco de un grupo de académicos que lleva varios años haciendo cosas relacionadas al fútbol. Intentamos hacerlo inicialmente con fines académicos, porque la forma en que se realizan ciertos pronósticos es prácticamente la misma con que se enseña en los cursos de Ingeniería Industrial. Entonces es algo súper didáctico, que atrae a los estudiantes”, dijo Saure en conversación exclusiva con Triunfo.

A ello, el investigador agregó que los factores que utilizan para llevar a cabo los pronósticos deportivos son fundamentalmente los “datos históricos, partidos entre selecciones, datos de marcadores finales, los minutos en que se producen los goles, y la dinámica de tarjetas amarillas y rojas. Eso nos ayuda a ver los patrones que tiene cada juego, pero también nos apoyamos en los datos de las casas de apuestas”.

De igual modo, reveló que el último estudio arrojó que “el amplio favorito a ganar la Confederaciones es Alemania. Lo más probable es que le toque una semifinal accesible, mientras que a Chile le tocaría Portugal, por eso se escapa un poco en el pronóstico”.

Saure añadió que la “Roja” sigue siendo “una clara favorita y en probabilidades tiene un gran chance de clasificar a segunda ronda, más de un 90%. Pero está muy difícil la segunda parte, sobre todo porque Alemania es bastante poderosa y los datos lo demuestran”.

Por último, el académico señaló que tanto él como su compañero planean proyectar su sistema de pronósticos a otros ámbitos. “La idea es seguir expandiendo lo que hacemos en temas de fútbol, y más adelante meternos en ámbitos relacionados a la política y economía”, finalizó.