El escalofriante accidente en las 500 Millas de Indianápolis que ha dado la vuelta al mundo

Scott Dixon de Nueva Zelanda sufrió una brutal colisión al chocar su monoplaza contra el vehículo de Jay Howard. Ambos salieron ilesos, aunque cueste creerlo.

Esta tarde se produjo un gran accidente que hizo pensar lo peor en la carrera por las 500 Millas de Indianápolis. Durante la vuelta 53 de la carrera, el piloto Jay Howard perdió el control de su vehículo, desencadenando lo que fue un escalofriante choque.

Esto porque el neozelandés Scott Dixon chocó el bólido del piloto británico, sacando la peor parte de la colisión. Su monoplaza golpeó por detrás y salió impulsado varios metros por los aires. Luego de ello, su vehículo impactó contra las barreras de contención y siguió dando varias vueltas a gran velocidad, quedando prácticamente destrozado.

No obstante, los miles de asistentes al evento quedaron boquiabiertos cuando el propio Dixon salió caminando del monoplaza, sin heridas aparentes. Incluso, se dio tiempo para declarar que sigue vivo “gracias a Dios y a Dallara” (en referencia a una marca constructora de chasis de automóviles).

Aquí puedes ver el accidente que protagonizó Dixon:

Ya en lo netamente relacionado a la competencia, el japonés Takuma Sato se quedó con el trofeo, al superar al brasileño Hélio Castroneves a cuatro vueltas del final. Con esto, Sato se convirtió en el primer piloto de su país en alcanzar este logro.