El volante chileno Marcelo Díaz volvió a entrenar este lunes con el resto del plantel de Celta de Vigo, y podría recibir el alta médica antes del jueves, cuando el equipo dispute la ida de cuartos de final de Europa League ante Genk de Bélgica. Lo mismo ocurrió con su compañero de plantel, el delantero sueco John Guidetti.

Ambos futbolistas sufrieron un esguince del ligamento lateral interno de la rodilla derecha, aunque en el caso del chileno, de grado II. Por ello, lleva una semana más de baja que su compañero.

En relación al tema, el jefe de los servicios médicos de Celta, Juan José García Cota, expresó que “estamos cumpliendo los plazos. Los dos han entrenado sin molestias y si mañana también entrenan bien probablemente el miércoles tengan el alta y puedan jugar el jueves”.

Una muy buena noticia no sólo para el cuerpo técnico del elenco español, sino también para Juan Antonio Pizzi, quien lo tiene bien considerado en la Selección Chilena. El volante ha sido titular absoluto de la Roja desde el 2013, y tras el esguince se perdió los últimos dos partidos del combinado nacional.