Siguen las consecuencias luego de los incidentes que tuvieron como involucrados a hinchas de Universidad de Chile con la policía brasileña en la caída de los azules ante Corinthians en el marco del choque de ida por la primera fase de la Copa Sudamericana.

Es que, de acuerdo a lo que informó el portal Globoesporte, el cuadro brasileño le cobrará a Azul Azul los gastos por las butacas destruidas durante el enfrentamiento entre ambas hinchadas en el entretiempo del cotejo.

“Ellos eran parte de los líderes de la barra. En el momento de la detención, en la parte de atrás de la tribuna, varios se organizaron y trataron de quitarle esos hinchas a la policía. En ese momento se inició un nuevo choque. De este nuevo choque tuvimos 21 detenidos. Dos policías fueron lesionados, una funcionaria del Corinthians agredida, tuvo un gran daño patrimonial, además una boletería destruida”, expresó el teniente Depieri.

“Los que identificamos con comportamiento pacífico, que no se inmiscuyeron en la confusión, los sacamos y siguieron en la tribuna. Es relativamente fácil ver quién está en la pelea o quién no”, complementó.

Corinthians hará un catastro de los daños provocados a las butacas, y se contactará con la concesionaria del elenco laico para el pago.