Una buena noticia para la “Marea Roja”. Las autoridades argentinas decidieron ampliar, casi llegando al triple, el aforo permitido para hinchas chilenos en el sector Centenario Alto del Estadio Monumental.

Si en un principio se vendieron solo 2.600 entradas para ese sector, la reubicación obligada de los fanáticos que compraron boletos en lugares asignados para argentinos llevó a que los organizadores decidieran remover parte del colchón de seguridad para abrirles espacio.

Pese a que la reventa de boletos está cifrada en diez veces su valor original, una gran cantidad de chilenos han hecho lo imposible por llevarse uno y estar presentes esta jornada. En total, se estima que unos siete mil seguidores han comprado entradas para este encuentro, cifra menor a la que estiman las autoridades nacionales, que aseguran que será cerca de 8 mil.

El cordón de seguridad comenzará a varios kilómetros de distancia del Estadio Monumental de Núñez, con la finalidad de evitar problemas de seguridad y enfrentamiento entre hinchas locales y chilenos.