Resulta bastante fuera de lo común que, en los tiempos que corren actualmente en el fútbol, donde casi todo lo mueve el dinero, un seleccionado nacional de otro país aterrice en Chile para defender a algún equipo del profesionalismo.

Es el caso de Ricardo Ade, nacido hace 26 años en Saint-Marc, Haití, quien en enero de este año aterrizó en Santiago para defender la camiseta de Santiago Morning en la Primera B de nuestro país.

El defensa, quien debutó en el combinado de su país en septiembre del 2016 y ha vestido en cuatro ocasiones la camiseta haitiana, se muestra contento con su llegada al conjunto microbusero: “Mi agente me habló sobre venir aquí, y yo estuve muy feliz de venir a jugar a Chile”, explica en diálogo con Triunfo.

-¿Cómo ha sido la adaptación al fútbol chileno?

-Ha sido buena. Cuando llegué por primera vez al equipo mis compañeros se me acercaron a hablarme, aunque lo hacían en español, y yo aún no entiendo muy bien este idioma, pero en el fútbol, cuando estás en un campo de juego, creo que sólo tienes que enfocarte en lo que tienes que hacer. No es un tema de lenguajes, sino que se trata sobre la pelota, donde tienes que estar y qué tienes que hacer.

-Seguramente el idioma te complica un poco…

-Es un poco difícil la comunicación con mis compañeros, aunque ahora estoy aprendiendo algo de español. Cuando estaba en Haití sabía algunas palabras en español, pero cuando me hablan a veces lo hacen muy rápido, y yo les digo que hablen un poco más despacio para que pueda entender. Es difícil, pero como jugador de fútbol debo acostumbrarme y sólo hacerlo.

-¿Qué piensas del nivel futbolístico que hay en Chile?

-Es un nivel diferente con respecto a lo que se juega en Haití, he tenido algunas semanas para aprender las cosas del fútbol de acá, y día tras día iré mejorando cada vez más.

 

SEGUIDOR DE LA ROJA

Pese a que hace apenas un par de meses se estableció en Santiago, y poco a poco está adaptándose a lo que significa vivir en una patria que no es la suya, Ade conoce y reconoce lo que ha hecho en los últimos años la Selección chilena.

Consultado sobre su opinión de la escuadra que dirige Juan Antonio Pizzi, el zaguero, quien estuvo en la nómina previa de su país para la Copa América Centenario, aunque luego no fue elegido, se deshace en elogios.

“Creo que son muy buenos, y cada día van mejorando cada vez más en cuanto a la forma en que se mueven dentro de la campo, y los jugadores que tienen. He estado mirándolos y hacen muy buenas cosas, trato de aprender de ellos”, afirma.

 

-¿Tienes algún jugador favorito de la Selección chilena?

-Me gusta mucho Alexis Sánchez porque es muy rápido y es un goleador, también Arturo Vidal, he estado mirando a estos jugadores y son demasiado buenos, y espero un día poder jugar con ellos, nunca se sabe.

 

BÚSQUEDA DE OPORTUNIDADES Y EL RACISMO

Durante el periodo 2013-2016, de acuerdo a cifras de la Policía de Investigaciones, el número de haitianos que ha arribado a Chile se ha incrementado en un 731%, y el mismo organismo proyecta que durante el 2017 lleguen cerca de 48 mil personas desde aquel país, lo que muestra la gran cantidad de gente que migra desde las Antillas a suelos nacionales.

Ade es uno de ellos, y es claro al momento de hacer una comparación entre el estilo de vida en su tierra natal, y la situación que se vive en Chile: “Es muy diferente el estilo de vida en Haití y en Chile, acá la gente vive más cómoda, y sabe muchas cosas sobre mi país, y en general. Cuando llegué acá vi muchas cosas hermosas, diferentes a lo que hay en mi país”, enfatiza.

-¿A qué crees que se debe que muchos haitianos estén migrando a Chile?

-Varios de ellos están viniendo a Chile para tener una mejor vida, encontrar algo mejor que hacer, como por ejemplo un trabajo, porque en Haití no hay demasiado trabajo, entonces ellos vienen acá para encontrar algo y poder enviar ayuda a sus familias.

-¿Tienes compatriotas conocidos aquí?

-Tengo algunos amigos que conocí en Haití y luego se vinieron a Chile, hemos hablado algunas veces por teléfono y me han dicho que están aquí en Santiago, pero hasta ahora no he tenido la oportunidad de juntarme con ellos porque viven muy lejos de donde vivo yo, pero un día de estos nos juntaremos.

Con la llegada de jugadores afroamericanos a Chile, también se han destapado vergonzosos casos de racismo en las canchas nacionales, como lo ocurrido el 2003 con Faustino Asprilla en un Superclásico, cuando defendía a Universidad de Chile, y Emilio Rentería, quien fue insultado por aficionados de Iquique cuando jugaba por San Marcos de Arica el 2015.

No obstante, Ade reconoce que desde su llegada a Chile no le ha tocado pasar por alguna situación así: “Por ahora no puedo decir que haya sufrido racismo aquí en Chile. Todo está yendo muy bien para mí, quizás alguna vez me va a pasar, pero no lo sé”, reconoce.

-¿Qué piensas sobre el racismo en el fútbol?

-He estado viajando por otros países y he visto a gente que ha sido racista conmigo, pero para mí lo más importante es hacer mi trabajo, jugar al fútbol, y enfocarme sólo en lo que tengo que hacer. No es algo que me afecte demasiado, porque he sabido de la gente que comete racismo, y no hay nada que pueda hacer por ello. Imagina los jugadores negros que están en el primer nivel, la gente a veces les dice cosas racistas, pero ellos piensan “ok, yo sé por qué estoy aquí, soy un chico negro, y si ellos están contra mí, es su problema”. Yo pienso de la misma forma.

Para concluir, el defensa del cuadro que dirige Hernán “Clavito” Godoy, quien tiene como ídolos a Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, no esconde sus ganas de dar el gran salto Primera División, o también a una mejor liga.

“Siempre estoy mirando hacia adelante. Vine a jugar aquí, en la Primera B, quizás algún día pueda llegar a estar en la Primera División. Por eso siempre voy por más. Hay varias ligas que me gustan, pero todo lo que tengo que hacer es ir paso a paso. Ahora estoy aquí, estoy disfrutando estar acá, entonces debo hacer mi trabajo, jugar bien, y quizás el próximo año me encuentre en algún otro lugar”, cierra.