Un controversial consejo de presidentes se llevó a cabo el pasado viernes en las instalaciones de la ANFP, donde se determinó que a partir del 2018 retornará el campeonato largo, entre otros temas.

Sin embargo, la cita finalizó en medio de una polémica, considerando que los timoneles de los equipos de Primera B abandonaron anticipadamente la sala por diferencias en el ítem descensos.

Uno de los directores del organismo, Hugo Muñoz, explicó al CDF que “la gente de la Primera B quería entrar a modificar lo que ya estaba acordado. El directorio quería que se acordara lo que se había hablado. Después hubo una situación que me parece que no fue correcta, que algunos presidentes, no todos, en su mayoría de la B, se levantaron y se retiraron del Consejo, situación que no corresponde”.

Consignar que los clubes de la “B” exigieron congelar las pérdidas de categoría, temática que ni siquiera estaba en la tabla. Y ante la imposibilidad de abrir el debate, los personeros optaron por retirarse.

Ante esto, el presidente Arturo Salah reconoció que la mesa directiva entró en un “periodo de reflexión”. Palabras que fueron ratificadas por Muñoz.

“Como ellos se retiraron no terminaron de votarse las bases de Primera B y esto hace que nuestro presidente junto al directorio estemos en un periodo de reflexión porque lo que queremos es que haya seriedad y transparencia y se de mantención a las actividades… Si se llegó un acuerdo, se tiene que mantener”, sentenció tajantemente.